Ante los cambios tan abruptos tanto en el entorno , como en las organizaciones es cada vez más necesario que los líderes organizacionales no solo cuenten con elementos cognitivos y de formación profesional; si no también capacidad de adaptación a los cambios tan adversos que se presentan constantemente derivados de factores que no se pueden controlar con una planeación normal .
En el liderazgo actual y futuro el nuevo paradigma involucra dos temas de gran relevancia: Espiritualidad en el mundo organizacional y liderazgo afectivo e inserción social de los sentimientos. Y en ambos casos de acuerdo a estudios recientes el cerebro femenino esta especialmente dotado.
Dentro de las cualidades que destacan en el cerebro femenino podemos encontrar; la capacidad de procesamiento de información tanto de la parte cognitiva como emocional y esto a su vez influye en el pensamiento y percepción de lo cual se derivaba la toma de decisiones y conducta, generando más rapidez en la capacidad de respuesta y resolución de conflictos. Y el punto anteriormente mencionado es algo que demandan las organizaciones actualmente.
En relación ala empatía , las mujeres suelen estar preparadas para gestionar entornos diversos cambios dentro de la organización.
Por eso y otras cualidades neuro-biologicas más la mujer es un elemento clave en la organización , ya que las mujeres exitosas de acuerdo a estudios recientes crean climas laborales más sólidos para sus equipos.

Lic. Viviana NavarroOrozco Navarro & Asociados