Sabemos de buena fuente que las mejores medidas para evitar cualquier tipo de riesgos son las acciones preventivas, es por esto que en este artículo abordamos algunas de ellas.

La RAE define prevención como la preparación y disposición que se hace anticipadamente para evitar un riesgo. En cuanto a seguridad y medicina esta es la medida más importante, ya que evita infortunados desenlaces.

La NOM inicia este apartado indicando la obligación por parte de la empresa a realizar una evaluación de aptitud física de los colaboradores para realizar actividades de Manejo Manual de Cargas, y puntualiza que esta revisión deberá ser avalada por un profesional médico o a través de una institución de seguridad social o privada.

Otra medida preventiva muy importante es contar con un procedimiento de seguridad que contemple los siguientes puntos:

  1. Descripción de la técnica adecuada para realizar las actividades de forma segura. (Considerar la fuerza aplicada, distancias, frecuencia, duración y las posturas correctas, etc).
  2. Medidas de seguridad. (EPP requerido para realizar la actividad, equipos auxiliares de carga, interferencia con otras actividades aledañas, etc).
  3. Características de la carga a manipular. (Peso, dimensiones, tipo de agarre, forma y estabilidad, etc).
  4. Condiciones del ambiente que puedan incrementar el esfuerzo del trabajador y/o generar una situación de peligro. (Estado del piso, corrientes de aire, temperatura del espacio de trabajo, condiciones de iluminación, etc).
  5. Trayectoria para el transporte de las cargas. (Indicar el camino a recorrer, obstáculos, rampas, desniveles, etc).
  6. Características de los materiales a manipular. (Tóxicos, irritantes, corrosivos, inflamables, explosivos, reactivos, con riesgo biológicos, temperatura elevada o abatida, etc).

Las medidas de seguridad generales, entre las cuales se encuentran:

  • Realizar ejercicios o movimientos de calentamiento antes de iniciar las actividades.
  • Mantener las áreas de tránsito y de trabajo libres de obstáculos.
  • Establecer periodos de descanso.
  • Proporcionar la ropa y el EPP conforme a lo previsto por la NOM-017-STPS-20008.
  • Prohibir que las mujeres embarazadas y durante las primeras 10 semanas después del parto o cesárea realicen actividades de Manejo Manual de Carga mayor a 10 kg, posturas forzadas o con movimientos repetitivos por períodos prolongados, que impliquen esfuerzo abdominal o de miembros inferiores.
  • Verificar que no se rebase la masa máxima para levantar o bajar por un trabajador por género y edad.
  • Verificar que para las actividades de manejo manual de carga en grupo de 2 personas será de dos terceras partes de la suma de sus capacidades individuales y para un grupo de 3 personas, la capacidad de carga será de la mitad de la suma de sus capacidades individuales, asegurando que exista coordinación y comunicación entre los miembros.

Ahora, pongamos en práctica estas medidas preventivas en aras de la salud y seguridad de nuestros colaboradores. 

Descarga un ejemplo de los ejercicios de calentamiento en el siguiente enlace: https://img1.wsimg.com/blobby/go/bb907643-8ff4-408f-a6a6-9f1b4cfa9179/downloads/Exercises%20Manejo%20Manual%20de%20Cargas.pdf?ver=1628966023464

Artículo por el Dr. Miguel Arteaga – ErgoLean Solutions