Vivimos en un país donde hablar del suicidio es tabú, pero sabías qué, según la OMS, se publicó el pasado 10 de septiembre:

             «Cada 40 segundos alguien se suicida…El suicidio es la    segunda causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 29 años, con ingresos altos y se suicidan casi tres veces más hombres que mujeres»

Esto quiere decir que existe una gran problemática depresiva en nuestra fuerza laboral: Los Millennials.

Entonces ¿Cómo prevenir que una depresión llegue a las ideas suicidas y estas a un acto suicida?

1. Detectar indicadores de depresión: por medio de valoraciones psicológicas por parte de RH o algún agente externo (psicólogo clínico).

2.  Crear programas y políticas internas para atender:

            a) Prevención: talleres, pláticas, cursos enfocados en la salud mental.  Esta es tu mayor herramienta, apostarle a la prevención para reducir y eliminar futuros indicadores.

            b) Atención: canalizando, a aquellos con indicadores elevados, con algún psicólogo y psiquiatra (la intervención requiere ser  multidisciplinaria para casos con puntuaciones altas).

3. Crear programas para la desmitificación e inclusión de la salud mental:

            a) Creando cuadrillas de Primeros Auxilios Psicológicos.

            b) Generando una cultura donde los temas de salud mental sean parte de las juntas o eventos semanales (platicas de crecimiento, jornadas de la salud, foros preventivos, etc.).

Pero sobre todo:

Contar con integrantes especializados en la Salud Mental:

 Psicólogos Clínicos

Ya sea de forma interna o externa.

En caso de que todavía no cuenten con uno en tu lugar de trabajo, esto es lo que puedes hacer para ayudar a alguien que debido a su depresión, ahora tiene ideas suicidas (o intentos):

  • Evita los principales mitos: «si se quiere suicidar no lo estaría diciendo» «quienes lo intentan son débiles».
  • Escucha a la persona de forma empática y evita imponer.
  • Evita juzgar señalándole como una mala persona.
  • Toma en serio las señales de depresión y canalízalo con un profesional.
  • Muestra tu afecto o interés por apoyar.

Tú puedes prevenir el suicidio de alguien querido.

Por: Psic. Paulina González-Conferencista-Miembro DIRCAP